Consejos sencillos para cuidar a las personas mayores

Uno de los acontecimientos más difíciles y agobiantes que nos puede acontecer a título personal o familiar es cuando se presenta una emergencia con nuestros padres que, aunque se encontraban hasta ese momento sanos, la realidad del envejecimiento se hace presente.

 

En muy pocas oportunidades las personas anticipan esta situación o, peor aún, algunos niegan que se avecina.

Sin embargo, tarde o temprano, una caída en el baño o el diagnóstico de un médico pueden empujar a los adultos mayores a requerir de nuestros cuidados por días meses o años y que nuestra vida se transforme de la noche a la mañana.

Todos sabemos que ocurren emergencias, sin embargo, planificar con anticipación y equiparse para cuidar a sus seres queridos mayores lo mantendría tranquilo y seguro en medio de la tormenta.

No podrás pedir más permiso en el trabajo y no sabes a quien le pedirás que te ayude con este problema mientras estás trabajando y además cómo cuidarás tu propia casa.

Que gran problema ¿verdad?

 

Tips de seguridad para el envejeciente en el hogar

Hacer los cambios adecuados para seguridad de tus seres queridos envejecientes es de suma importancia, reconociendo que ya son ancianos y que los accidentes se pueden producir con mayor facilidad.

Estos cambios, ya sean pequeños o grandes, pueden ahorrarle muchos dolores de cabeza.

  • Deshacerse del exceso de muebles en la casa es muy recomendado. Sabemos que los ancianos acumulan gran cantidad de artículos con gran valor sentimental. Con amor deberás hacerle entrar en razón.
  • Eliminar el desorden de los pasillos. Objetos en el suelo representan un peligro inminente para el envejeciente cuando se moviliza dentro de la casa. Toca estar pendiente de mantener todas las áreas limpias de elementos que puedan hacer tropezar a tu ser querido. Elimina todo tipo de alambres o cables sueltos en los pisos.
  • Arregla las barras de apoyo en el inodoro y la ducha. Las bañeras posiblemente deberán ser transformadas para que se puedas higienizar tu pariente de forma segura cómoda y fácil de acceder.
  • Coloca tapetes antideslizantes para el baño y la cocina y cualquier otro camino resbaladizo en la casa. Evitar una caída es vital para la calidad de vida de tus amados.
  • Estar atento. Si tus mayores estarán o vivirán solos en casa busca maneras de darles seguimiento. Un teléfono móvil podría funcionar si estan en capacidad de usarlo. Una llamada cada cierto tiempote dará paz mental.

 

Viviendo con un ser querido envejeciente 

Contrata una ayuda

Muchos de nosotros tenemos la dicha de vivir con nuestros padres o abuelos envejecientes dentro del hogar. También es posible que estés viviendo lejos y, por lo tanto, no puedas estar atento a tus parientes envejecientes todos los días, incluso cuando lo desees.

En tales casos, puedes pensar en contratar ayuda profesional que puedan brindarle un servicio excelente y asegúrate que sea una empresa formal en la que puedas confiar y este formada por profesionales especializados.

Visitas frecuentes

Las personas mayores con mucha frecuencia si están enfermos se sienten indefensos.Visitarlos tan a menudo como puedas será de gran ayuda.

El tiempo que pasas con ellos hace una gran diferencia, ya que esperan disfrutar un tiempo contigo. Unas pocas palabras de amor y aliento de tu parte, junto con un poco de tiempo juntos, podrían levantarles el ánimo.

Este tiempo podría ser oportuno para continuar revisando la casa en busca de oportunidad de cambios para adecuarla para que no sea un peligro para tus amados.

Evita por todos los medios que la casa se vea descuidada en la cocina, las habitaciones, los pisos, plantas no regadas. Todo eso puede producir un sentimiento de abandono en tus padres.

Verifica que no esté ocultando alguna caída que le pudo producir hematoma o laceraciones.

También sería conveniente visitar a los amigos y los vecinos más cercanos y tratar,en el caso que no exista, de entablar una buena relación con ellos y darle tus números de contacto; estás personas podrían ayudar y vigilar a sus padres.

 Ejercicio regular para personas Mayores

Es posible que no puedas inscribirlos en un gimnasio, pero asegúrate de que estén físicamente activos, ya que esto los ayudaría a ser más saludables y fuertes.

Si les gustan los deportes, aliéntalos a unirse a un club cercano. Quizás golf, quizás tenis. O incluso algo tan simple como un grupo de caminatas. Los mantendría al aire libre ocasionalmente y, aparte de los beneficios para la salud, los haría sentir mejor consigo mismos.

Cuidado con los medicamentos y las personas mayores

 Ten cuidado con las medicinas

Los envejecientes podrían mezclar sus medicamentos debido a problemas de visión, pérdida de memoria, somnolencia, etc. Lo que puedes hacer es etiquetar los medicamentos de la forma más visible posible con las instrucciones indicadas en ellos y colocarlos en gavetas específicas, lo que les facilitas la tarea para localizarlos con pocas posibilidades de mezclarlos.

Ninguno queremos una intoxicación medicamentosa o sobredosis en nuestros padres o abuelos envejecientes.

Compartiendo con nuestros envejecientes

 ¡Diviértete con ellos!

Es fácil olvidar cómo divertirse durante el proceso de atender a los envejecientes. Mira televisión o escucha música con ellos y relájate.Tú los conoces mejor que nadie, así que haz las cosas que más aman. Las cosas que recuerdas solían hacerlos reír y felices. Simplemente hazlo y el peso que conlleva ser un cuidador se aliviaría. Además, todas esas cosas podrían hacerles olvidar sus dolores y angustias, y agregar variedady diversión a sus vidas.

Cuidando nuestros envejecientes sin descuidarnos nosotros

 No te olvides de ti mismo.

Es muy fácil perderse en el proceso de cuidar a sus ancianos. Sí, los amas, sin embargo, también debes cuidarte a ti mismo. Si no te cuidas, en última instancia, no podrás cuidarlos de manera efectiva, así que asegúrate de pasar tiempo de calidad lejos de ellos.

Sí, diviértete lejos de ellos también. Rejuvenécete a ti mismo. Come bien. Da paseos. Ve a fiestas. Porque a medida que haces estas cosas, no sentirás que tu vida está atascada en el cuidado de tu gente y el resentimiento, la ira o el letargo, incluso, no se establecerán.

Entonces, comunícate y ama a tus mayores, ya sean familiares o amigos. Alguna vez te amaron y cuidaron, y aún lo hacen, pero ahora es tu turno de cuidarlos. Te alegrarás de haber hecho todo lo posible para que sus años de envejecimiento sean hermosos y felices.

 

Consejos sencillos para cuidar a las personas mayores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete − tres =

Scroll hacia arriba